Levadura de Cerveza

Puedes utilizar la levadura de cerveza como condimento en todo tipo de platos: ensaladas, cremas, guisos, sopas, tostadas, batidos, pastas… También sustituye a menudo al queso, tanto solo como mezclado con otros ingredientes, como pueden ser frutos secos molidos, en recetas de queso vegano o como parte de un batido proteínico, dado que casi el 50% es proteína.

Además, la levadura de cerveza aporta minerales y vitaminas. Concretamente, es rica en zinc, en ácido fólico y, en general, en todas las vitaminas del grupo B, salvo la B12.